tasa de rebote

5 Formas de Reducir la Tasa de Rebote de tu Blog

tasa de rebote

La tasa de rebote es el número de visitantes que llegan a tu blog y lo abandonan antes de visitar otra página (medido en porcentaje). Se trata de una métrica que muchos bloggers no tienen demasiado en cuenta y no le dan la importancia que se merece, ya que se trata de un buen indicador de la capacidad de atracción que tiene tu blog.

Una tasa de rebote pequeña significa en la mayoría de los casos que tu blog consigue conectar con los nuevos visitantes y genera el interés suficiente para que estos vayan más allá de la primera página. Por otra parte, una tasa de rebote muy elevada puede significar que el tráfico que está llegando a tu blog no es el adecuado y no está interesado en la información que ofreces.

La forma más sencilla de conocer la tasa de rebote de tu sitio web es a través de los datos que te ofrece Google Analytics.

Una tasa de rebote inferior al 60% podemos considerar que es buena. Si tu tasa de rebote es superior al 80% deberías preocuparte mucho y empezar a buscar que cosas estás haciendo mal. Entre esos dos niveles la tasa de rebote sería un poco elevada pero dentro de lo normal, y no deberíamos preocuparnos demasiado.

Sea cual sea tu situación, reducir la tasa de rebote siempre será un síntoma positivo del funcionamiento de tu sitio web y por lo tanto no existe ninguna razón para no intentar reducirla. A continuación te muestro 5 técnicas que deberías implementar y que te pueden ayudar a reducir este indicador:

#1: Utiliza un buen diseño

La primera impresión es realmente importante. Si el diseño de tu blog resulta molesto o poco agradable para los nuevos visitantes estos se mostrarán mucho más propensos a abandonar tu sitio web inmediatamente.

Un diseño web agradable y profesional es clave para conseguir retener a los visitantes y conseguir que estos lean tu contenido. Actualmente, los diseños minimalistas son los que más se están utilizando y los que están ofreciendo mejores resultados, por lo tanto intenta que el color blanco predomine claramente y evita elementos demasiado llamativos.

Otro aspecto de tu diseño que deberías tener en cuenta es que sea adaptativo, ya que cada vez más la gente accederá a tu sitio web desde dispositivos portátiles como smartphones y tabletas, y es importante que tu diseño se adapte a estos formatos.

#2: Evita molestar a tus lectores

Cuando un visitante llega a tu sitio web en busca de información lo último que quiere es que empiecen a aparecerle nuevas ventanas en la pantalla.

Por lo tanto, haz un uso muy cuidadoso de elementos como pop-ups o anuncios ya que pueden resultar molestos. Personalmente, desde hace unos días he empezado a usar un pop-up que saltará en tu pantalla la primera vez que visites este blog. He tratado de hacer un buen diseño para que sea lo menos molesto posible y la verdad es que me está dando muy buenos resultados en lo que se refiere a capturar suscriptores. Me encantaría que dejaras un comentario en relación a este elemento y que me digas si te parece molesto o te parece bien que lo use.

#3: Mejora la navegación

Facilitar el acceso a la información es fundamental para reducir la tasa de rebote y aumentar la duración media de cada visita. Si tus visitantes consiguen encontrar fácilmente el contenido que les interesa, el número de visitas aumentará, y en definitiva conseguirás ofrecer una mejor experiencia a tus lectores.

Utiliza una buena estructura de enlaces internos para conseguir así que tus visitantes accedan a artículos relacionados que les puedan ser de ayuda.

#4: Reduce el tiempo de carga

Está comprobado que cuanto más tiempo tarda un sitio web en cargar más posibilidades hay de que los visitantes lo abandonen en los primeros segundos. Además, Google está empezando a tener en cuenta la velocidad de carga como un indicador para el posicionamiento en los buscadores.

A través de la herramienta PageSpeed puedes medir la velocidad de carga de tu sitio web y además recibirás una serie de indicaciones que debes intentar cumplir para conseguir que el tiempo de carga de tu sitio web se reduzca.

#5: Ofrece mejor contenido

No importa que tangas un diseño fantástico, una buena navegación y un sitio web que carga rápido. Si tu contenido es pobre y de baja calidad estarás echando a perder todo lo anterior.

Ofrecer contenido de gran calidad y que consiga resolver las necesidades de tu audiencia es fundamental para conseguir conectar con tus visitantes y que de este modo estos sigan en tu sitio web, ya sea leyendo más información en tu blog, echándole un vistazo a tus productos o suscribiéndose a tu lista.

Estás no son las únicas técnicas para reducir la tasa de rebote de tu sitio web, sin embargo son un buen punto de partida para todos aquellos que quieran mejorar la experiencia de sus visitantes, incrementando el número de páginas vistas y la duración media de cada visita.

¿Conoces otras técnicas para reducir la tasa de rebote de tu blog? Compártelas dejando un comentario y no permitas que este post termine aquí 😉

El Último Paso

Comparte este post en Twitter:

Imagen de Mo Riza

Opt In Image
¿Te ha gustado este Post?
Suscríbete y Accede a Contenido Exclusivo

+ Disfruta de mis CURSOS EXCLUSIVOS para Suscriptores

+ Recibe una Notificación por Email con cada Nuevo Post

+ Únete a una Comunidad de +600 Suscriptores

100% Libre de Spam. Tu privacidad me importa.

3 thoughts on “5 Formas de Reducir la Tasa de Rebote de tu Blog

  1. Pingback: Bitacoras.com

Leave a Reply to Enric Suárez Cancel reply