contenido popular

Cómo Asegurarte de que Tus Próximos Post sean Populares

contenido popular

Crear contenido de calidad para tu blog es un trabajo que requiero de mucho tiempo y esfuerzo.

Además, se trata de una tarea absolutamente necesaria, ya que un blog sin contenido es un blog muerto. Si no dispones de contenido fresco perderá tráficos progresivamente y evidentemente no conseguirás atraer nuevos lectores.

Al tratarse de una tarea que requiere de mucha dedicación, no puedes correr el riego de dedicar horas escribiendo sobre un tema que a nadie le interesa.

Por lo tanto, antes de ponerte a redactar tu próximo post, siempre debes tratar de asegurarte de que existe un público o una serie de gente que está interesada en el tema que vas a tratar en tu artículo.

En este post te voy a mostrar las 3 técnicas que utilizo para identificar temas de gran interés y minimizar el riego de que mis posts no le interesen a nadie.

#1: Investiga en Facebook

Haz un seguimiento de las principales páginas de fans relacionadas con la temática de tu blog. Puedes encontrar estas páginas fácilmente realizando una búsqueda en FB para unas cuantas palabras clave relevantes.

Una vez hayas identificado las páginas con un mayor número de fans lo único que debes hacer es buscar cuales son las publicaciones que reciben un mayor número de likes y son más compartidas.

Puedes tratar de ofrecer un enfoque distinto del tema tratado en esas publicaciones y cuando ya tengas publicado el post en tu blog intenta conseguir que la página de la que has sacado la idea promocione tu artículo.

#2: Comentarios en blogs

Otra forma excelente de encontrar temas de interés es analizando a tu competencia. Como he dicho en otras ocasiones, debes conseguir que la competencia sea tu mejor aliado.

Los blogs más populares y consolidados de tu nicho de mercado pueden ayudarte a generar tráfico, a promocionar tu marca personal y además puedes investigar qué es lo que están haciendo y les está dando mejores resultados.

Por lo que nos ocupa en este post, debes buscar en estos blogs cuales son los artículos que reciben un mayor número de comentarios y un mayor impacto en las redes sociales.

No hay duda de que existe una gran audiencia que estará interesada en el tema tratado en esos artículos y si tu eres capaz de crear algo diferente y mejor, puedes conseguir que muchos nuevos visitantes lleguen a tu blog y se conviertan en lector asiduos.

#3: Pregunta a tus lectores

La forma más sencilla de identificar qué es lo que les interesa a tus lectores es preguntarles directamente.

Esta técnica te asegura encontrar temas que les van a interesar a tus lectores, no obstante, es necesario disponer de una audiencia mínima para conseguir las respuestas suficientes. Si no dispones de esa audiencia, céntrate en las dos técnicas que te he mostrado anteriormente.

Para descubrir los intereses de tus lectores puedes hacerlo de las siguientes formas:

  • Creando un post en el que le preguntas a tus lectores y les sugieres que dejen un comentario con su respuesta.
  • Preguntando en tus perfiles sociales (Facebook, Twitter, Google+…).
  • Realizando una encuesta con una herramienta como SurveyMonkey.

Escribir sobre temas de interés es fundamental para que tu contenido tenga un buen impacto y consiga atraer todo el tráfico deseado. Sin embargo, más importante aún es crear contenido de calidad que realmente sea útil y consiga solucionar las necesidades de tus lectores.

El Último Paso

Comparte este post en Twitter:

Si te ha gustado este artículo, puedes suscribirte al blog.

Imagen de Flickr

constancia

Cuál es tu Mejor Frecuencia de Publicación y Cómo Mantenerla

constanciaUn problema con el que se encuentran muchos bloggers o empresas que deciden crear un blog para conseguir visibilidad para sus productos es encontrar una buena frecuencia de publicación y mantenerla durante el tiempo.

En muchos casos la frecuencia se mantiene durante los primeros meses, pero posteriormente se acaba abandonando por falta de paciencia y porque no se están logrando los resultados que se esperaban.

La importancia de definir una frecuencia de publicación y ser capaz de mantenerla reside en dos aspectos fundamentales para el crecimiento de tu blog:

  • Contenido reciente: Google le está dando un peso muy grande a los artículos más recientes, llegando a posicionar estos artículos por delante de otros publicados en dominios muy consolidados y con un gran número de enlaces. En relación con este tema te sugiero que leas este fantástico post del blog Viperchill.
  • Consistencia: publicar contenido de forma regular es una de las mejores formas de conseguir que tus lectores vuelvan una vez tras otra para leer tu contenido, además de ser otro factor que Google tiene en cuenta. Ser constante con tu blog te ayudará a que no se produzcan altibajos en el tráfico que recibes y te permitirá tener un crecimiento progresivo.

Encontrar tu frecuencia de publicación

Aclarada ya la importancia de publicar contenido de forma constante, pasamos a hablar de cómo encontrar la frecuencia de publicación idónea para tu blog. Para definir tu frecuencia de publicación debes tener en cuenta dos factores fundamentales:

  • El tiempo: evidentemente dependiendo del tiempo que tengas disponible para dedicarlo a la creación de contenido para tu blog podrás publicar con más o menos frecuencia.
  • La calidad del contenido: cuanto mayor sea la calidad de tus artículos, normalmente más tiempo te va a llevar escribirlos ya que muchas veces es necesario un trabajo de investigación y suele tratarse de artículos más extensos.

No importan cual sea la frecuencia que definas, lo importante es que seas capaz de mantenerla. Te recomiendo que empieces con una frecuencia baja y que te resulte cómoda de seguir (yo estoy publicando dos posts por semana). Si más adelante te ves con capacidad de aumentar la frecuencia hazlo.

Si decides aumentar la frecuencia es muy importante que no lo hagas a costa de reducir la calidad de tu contenido. La calidad de tu contenido y ser de utilidad para tus lectores es lo principal.

Cómo mantener la frecuencia

Cómo te he dicho anteriormente, ser capaz de mantener la constancia es una virtud muy importante y que muchos bloggers no tienen. A continuación te ofrezco 4 consejos para mantener la frecuencia de publicación, especialmente pasado el empujón inicial que todos los blogs suelen experimentar las primeras semanas.

  1. Definir una frecuencia realista: como he dicho anteriormente, tu frecuencia debe adaptarse a la calidad del contenido que quieres ofrecer y al tiempo de que dispones.
  2. Escribir sobre una de tus pasiones: escribir sobre algo que te gusta es la mayor garantía de que vas a tener la capacidad de continuar ofreciendo de forma constante información de calidad a tus lectores con el paso del tiempo.
  3. Seguir un calendario de publicaciones: definir un calendario de publicaciones es prácticamente una necesidad para cualquier blogger que quiera tomárselo en serio.
  4. Tener un par de artículos en espera programados: nunca sabes cuándo puede surgir un imprevisto. Por lo tanto, tener siempre un par de artículo programados en tu blog es una excelente forma de asegurarte de que tendrás contenido para publicar aunque por algún motivo un día no puedas escribir.

Espero que con estos consejos a partir de ahora seas capaz de encontrar el ritmo de publicación que más te convenga para hacer crecer tu blog.

Por último, me gustaría recomendarte que no dejes de dedicarle tiempo a otras tareas de tu blog que sean importantes y que te estén dando resultado para tratar de incrementar tu frecuencia de publicación.

¿Sigues un calendario de publicaciones en tu blog? ¿Tienes algún otro consejo para mantener la constancia en la publicación de contenido? Deja un comentario y háznoslo saber.

El Último Paso

Comparte este post en Twitter:

Si te ha gustado este artículo, puedes suscribirte al blog.

Imagen de Omar Reyes

escribir un post para tu blog

La Guía Definitiva para Escribir un Post para tu Blog

Escribir un post que genere tráfico para tu blog y que despierte el interés en tus lectores no es proceso sencillo que sea pueda realizar en 15 minutos.

El proceso de desarrollar un post para mi blog me suele llevar alrededor de 4 horas, pero ten por seguro que invertir todo este tiempo merece la pena.

A continuación descubrirás los pasos personalmente sigo para crear todos mi posts y que me permiten atraer miles de visitantes hacia mi blog mes tras mes.

Paso 1: Investigación de palabras clave

Lo primero que se necesitas para crear un post para tu blog es, lógicamente, decidir sobre que quieres escribir. Esto parece lógico, no obstante, hay mucha gente y muchos bloggers que quieren escribir un artículo para su blog pero que no saben sobre que escribir.

Lo que yo hago para saber sobre que escribir es investigar cuales son las principales inquietudes y los principales problemas que existen en mi nicho de mercado. Para descubrir que información es la que les interesa a tus lectores y cuales son los problemas de tu nicho de mercado puedes utilizar estas dos estrategias:

  • Para conocer que es lo que quieres saber tus lectores, lo mejor que puedes hacer es directamente preguntárselo. Para ello puedes crear un post incitando a tus lectores a que dejen un comentario indicando sobre que les gustaría que escribieras en tus próximos artículos.Esta estrategia funciona muy bien, no obstante necesitas disponer de una audiencia considerable ya que de otro modo no recibirás ninguna respuesta.
  • La segunda estrategias que te permitirá conocer cuales son las mayores inquietudes en tu nicho de mercado es analizar en los principales blogs de tu nicho de mercado cuales son los posts que están recibiendo un mayor número de comentarios, y por lo tanto, que despiertan más el interés entre los lectores de esos blogs.

Con estas dos simples estrategias siempre sabrás sobre que escribir. Ahora llega el momento de investigar las palabras clave que utilizarás en tu post.

Para ello yo utilizo la herramienta para palabras clave de Adwords.

Utiliza el tema sobre el que va a tratar tu post como palabra clave inicial y a partir de ella Adwords te ofrecerá un buen listado de palabras clave relacionadas. Preocúpate de buscar una palabra clave con un nivel de tráfico considerable y con poca competencia para incrementar tus posibilidades de posicionarte en las primeras posiciones de los buscadores.

Cuando ya hayas seleccionado unas pocas palabras clave realiza con ellas una búsqueda en Google. Esto te permitirá ver el título y las descripciones de los artículos que están posicionados en la primera página y te aconsejaría que los leyeras para coger ideas que puedes utilizar para redactar tu propio post. Apunta estas ideas en una hoja para no olvidarlas ya que las utilizarás en el próximo paso.

Paso 2: Lluvia de ideas y Estructura

Lo primero que hago es decidir el título de mi post. Esta es una parte muy importante ya que es lo primero que verán tus lectores y debes en unas pocas palabras convencerles de que sigan leyendo.

Posteriormente empiezo a desarrollar la que será la estructura de mi post mediante subtítulos. Cada uno de estos subtítulos será una parte del post. Los subtítulos los determino a partir de las ideas que he tomado en el paso anterior junto con otras ideas que aporto de mis propios conocimientos sobre el tema que estoy tratando.

Paso 3: Redacción

Este paso no debería suponerte más de la mitad del tiempo que inviertes en crear tu post.

Empieza redactando la introducción. Esta es la parte más importante de todo el post ya que es donde debes llamar la atención en tus lectores para que continúen leyendo todo el artículo.

A continuación lo único que debes hacer es ir desarrollando los subtítulos que has determinado en el paso anterior, entrando en el máximo detalle posible.

Por último, debes redactar la conclusión. En la conclusión debe realizar ciertas funciones que siempre debes tener en mente y aplicarla en todos tus post.

  • En primer lugar, la conclusión debe resumir o enumerar los aspectos más importantes que se han tratado a lo largo del post.
  • En segundo lugar, en la conclusión siempre debes introducir una llamada a la acción para incitar a tus usuarios a que realicen una determinada acción, ya sea compartir el post, dejar un comentario o adquirir un cierto producto.

Paso 4: Edición

Una vez redactado el post es importante tomarse un tiempo para realizar las tareas de edición con el fin de mejorar el resultado final. Estos son los principales aspectos que debes tener en cuenta cuando edites tus posts:

  • Léelo un par de veces con el objetivo de corregir cualquier tipo de fallo ortográfico y mejorar aquellas frases o palabras que no te guste como han quedado.
  • Crea un par de enlaces internos que apunten a otros posts de tu blog que puedan ser de interés o que estén relacionados con el contenido del artículo que estás escribiendo. También puedes enlazar un recurso externo que consideres que puede ser de utilidad para tus lectores.
  • Inserta al menos una imagen en tu post. Puedes utilizar la web Morguefile para encontrar imágenes gratuitas y que puedes publicar sin preocuparte por derechos de autor.

Paso 5: Publicar

Este es el último paso de todos y el menos costoso por lo que se refiere al tiempo que tienes que invertir.

Simplemente debes preocuparte de estos tres elementos:

  • Introduce la descripción y las palabras clave.
  • Selecciona la categoría adecuada para tu artículo.
  • Coloca las tags o etiquetas para relacionar el post con otros posts anteriores que mantengan una relación.

Estos tres elementos están relacionados con la optimización interna de tu sitio web. Puedes consultar el post “Cómo Construir un Sitio Web Optimizado para los Motores de Búsqueda” para conocer más acerca de este tema.

Últimas Palabras

Puede parecer que se trate de un proceso largo y costoso pero créeme que vale la pena.

Tomarse el tiempo que sea necesario y seguir estos cinco pasos que te he mostrado anteriormente te permitirán crear posts de calidad que generarán tráfico hacia tu sitio web y que te permitirán crear una autoridad dentro de tu nicho de mercado.

Cualquier duda o sugerencia que tengas, no dudes en dejar un comentario. Estamos deseando oírte…